Follow the Line, simple pero muy adictivo

No es necesario invertir meses de trabajo y esfuerzo para desarrollar un juego exitoso. El polémico Flappy Bird fue creado en tan sólo tres noches y obtuvo descargas masivas de todo el mundo que le permitieron generar a su creador 50.000 dólares diarios con la publicidad.

A estos juegos me gusta llamarlos flor de un día ¿Por qué? Pues porque son títulos desarrollados en muy poco tiempo y con muy pocos recursos, suelen tocar la gloria durante un par de semanas y luego caen en el olvido. Todos estos juegos se caracterizan por dos cosas: son extremadamente simples y son gratuitos.

Dicho esto, hoy te traigo un juego muy adictivo que cuenta con estos dos ingredientes, su nombre es Follow the Line ¿En qué consiste? Pues consiste en deslizar nuestro dedo sobre una línea sin salirnos del recorrido. El objetivo del juego es permanecer sobre la línea la mayor cantidad de metros posible e intentar superarnos tras cada partida.

image

La curva de aprendizaje de Follow the Line es muy rápida. Cuando comiences a jugar no permanecerás ni 30 metros dentro del recorrido, pero un par de partidas más adelante, estarás completamente enganchado y lograrás superar los 200, 300 y 400 metros sin problemas.

Durante las primeras partidas, los tramos que componen el recorrido se repiten hasta la saciedad. Sin embargo, tras cada partida, iremos obteniendo puntos que nos permitirán desbloquear nuevos tramos que harán cada nueva partida un poco más complicada y menos monótona que la anterior.

Sobre todo recomiendo jugar en dispositivos de pantalla grande, ya que es más difícil salirse del recorrido. Además, si tienes un puntero a mano, te recomiendo utilizarlo, porque te hará ganar más campo de visión.