Construye sin descanso con Pixel Towers

Queridos lectores, ¿Cuántos one-button arcade (para los de la LOGSE: juegos en los que sólo hay que pulsar un botón ) han pasado por vuestro smartphone? Tantos que ni seríais capaces de contarlos ¿verdad?

La verdad es que últimamente parece que si eres un juego para Android debes ser un arcade simplón para poder llevarte un pedazo de la tarta. Esto da como resultado una gran montaña de juegos clónicos que se van amontonado en la inmensa base de datos de la tienda de aplicaciones de nuestro queridísimo Google. Sin embargo, a veces aparecen pequeñas joyitas que nos alegran el día y nos proporcionan unos buenos ratos de vicio.

Pixel Tower nos devuelve a la burbuja del 2005 y nos ofrece la posibilidad de construir sin control (al igual que en aquellos años de bonanza económica). The Grey Studios nos da la posibilidad de encaramados a una grúa y demostrar nuestra pericia en la construcción.

Como dije anteriormente, en esencia, Pixel Towers no se diferencia mucho de los endless runner como Canabalt. Sin embargo consigue marcar la diferencia gracias una serie de Power-ups que nos permiten construir unas cuantas plantas del tirón, aumentar el tamaño de los pisos o reducir la velocidad de juego. Un soplo de aire fresco que añade profundidad al título.

La mecánica de juego es simple: debemos contruir sin descanso un edificio intentando encajar el nuevo piso con el anterior, ya que de lo contrario nuestra vida bajará y se reducirá el espacio de construcción disponible.

El juego pintaba bastante bien desde un primer momento. Sin embargo, cuando jugué por primera vez a Pixel Towers había algo que me recordaba a otro juego. No tardé en darme cuenta de que todo cuadraba; piezas que caen del cielo y que debemos colocar y una música muy similar a ésta. El mitiquérrimo Tetris, obra del maestro Pázhitnov, es una clara inspiración para este título.

Píxeles gordos y Tetris, ¿qué más puedes pedirle a un juego?