Análisis Monument Valley para Android

En Monument Valley (disponible tanto para Android como para iOS) controlas a una silenciosa princesa en un extraño mundo. En este universo las cosas no son lo que parecen y el escenario puede cambiar tanto su forma como su dimensión. Monument Valley es una acertada mezcla entre los diseños de M.C. Escher y un juego de puzzles, esta combinación de elementos hacen de esta obra una experiencia muy interesante.

Una jugabilidad que engancha

El juego consiste en superar retos transversales que implican el uso de la perspectiva y de las ilusiones ópticas. Todas las fases del juego parecen estar inspiradas en desconcertantes escaleras y estructuras imposibles. El jugador debe girar piezas y mover el personaje para ser capaz de encontrar la salida de cada etapa.

Muchos usuarios piensan que en Monument Valley no puedes fiarte de lo que ven tus ojos. Sin embargo, la solución a muchos de los desafíos se encuentra precisamente en creerse las ilusiones porque éstas, literalmente, resuelven el problema. Tras un tiempo buscando una respuesta lógica a un enigma, te darás cuenta de que debes ignorar lo que tu cerebro te dice que es correcto y dejarte llevar por las ilusiones que plantea el juego.

monument valley

Monument Valley comienza de manera clara y sencilla. Sin ningún preámbulo somos arrojados directamente al juego. Desde el principio un pequeño rompecabezas es propuesto al jugador, esto ayuda a que te metas en el juego a la vez que aprendes la mecánica.

El gameplay no destaca por ser innovador, el concepto es una reminiscencia de otros juegos similares para PC. Sin embargo, no deja de aportar frescura en sus puzzles.

Arte espléndido, pero lagunas en lo sonoro

Hay varias cosas que llaman la atención de Monument Valley. En el apartado visual, el juego no intenta ser realista e incluso exagera en sus diseños. Sin embargo, consigue generar unos efectos 3D muy creíbles, mientras mantiene un aspecto artístico exquisito. El fuerte del juego es que está hecho a mano, algo que se nota a simple vista que te hace tener ganas de sacar una captura de pantalla a cada fase del juego.

A pesar de poder calificarse de sobresaliente en su apartado artístico, el audio es un aspecto donde Monument Valley decepciona un poco. El juego podría tener una buena banda sonora que nos acompañase en el viaje de la princesa de sombrero blanco, en su lugar, el juego viene acompañado de una tímida banda sonora que no termina de cautivarnos. Los efectos de sonido también son simples, esto genera una impresión de silencio que estropea un poco el resultado final de la obra.

monument valley

Corto y Sencillo

Monument Valley es una idea excelente y bien aplicada, pero sufre el mismo problema de juegos como Tengami (únicamente disponible en iOS); es un juego fácil que puede ser completado en menos de una hora.

La historia del juego también tiene algunas lagunas, no en el aspecto de explicar el mundo de Monument Valley, sino en los factores que implican al jugador en la narrativa. Un breve argumento, alguna simbología o cualquier elemento que implicase al jugador con la obra, que le hiciera reflexionar, hubiera sido la guinda que coronara un juego como Monument Valley.

Conclusión

Monument Valley es el ejemplo perfecto de unos preciosos conceptos artísticos aplicados a un videojuego. Su propuesta es simple pero encantadora. Sin embargo, el juego podría haber sido una pequeña obra maestra si hubiera cuidado aspectos como la duración y el argumento.

Sobre el autor

2 Comentarios

  1. Álvaro
    26/05/2014
  2. Rubén Ballester
    27/05/2014

Publicar comentario