Análisis de Jetpack Joyride para Android

¿Arrasar con un laboratorio científico mientras esquivas misiles y recoges dinero montado en un propulsor? ¿Quién le diría que no a eso? Desde luego no Halfbrick Studios, que nos trae este simpático juego de scrolling lateral.

En Jetpack Joyride encarnamos a Barry, al que ya vimos en otros juegos del desarrollador como Age of Zombies. Nuestro objetivo es cruzar el mapa recogiendo la mayor cantidad monedas posible mientras vamos esquivando electrocutores que nos dejarán fritos y recogiendo monedas con las que luego podremos comprar objetos dentro del juego.

Jetpack Joyride misiles

La mecánica del juego se parece a otros «endless run» como pueden ser Temple Run, en el que siempre empezamos de cero y el mapa se va generando según avanzamos. Podemos conseguir máximas puntuaciones y superarnos mientras los ítems que nos compramos nos echan un cable recogiendo monedas o esquivando obstáculos. Nada más empezar nos vamos desplazando y habremos de manejarnos por el mapa gracias a nuestro propulsor, que activaremos dando toques a la pantalla (cuanto más tiempo dejemos pulsado, más subiremos).

Para ir progresando dentro del juego nos van dando misiones en packs de tres, que debemos ir superando partida tras partida. Los retos pueden ir desde recoger cierta cantidad de monedas hasta terminar la partida en unos determinados metros o «chocar los cinco» con los científicos que nos vayamos encontrando.

Jetpack Joyride misiones

Además de monedas, a lo largo de la partida podremos ir recogiendo otras cosas. En primer lugar tenemos las fichas, que nos permitirán jugar en una tragaperras cuando nos maten y poder conseguir algún bonus como monedas extra, una segunda vida para seguir con nuestra partida y demás cosas. Podremos también cambiar cada una de nuestras fichas por 50 monedas si en vez de darle a la palanca pulsamos en «liquidación».

Jetpack Joyride lotería final

El segundo tipo de objeto que nos encontramos son los vehículos. Hay varios diferentes y cada uno se desplaza de forma diferente. Tenemos el Apisonador, Dragón, Moto de agua, Súper Chopper… Nos será más fácil recoger monedas con ellos, pero cada vez que llevemos uno, será más difícil destruirnos y avanzaremos más rápido. Los vehículos son sobre todo una segunda piel por si nos chocamos contra un rayo o nos da un misil, el vehículo se destruye y salimos sin un rasguño. 😀

Jetpack Joyride apisonador

Tenemos también las fichas «S.A.M.», que sólo podemos recogerlas una vez al día. Cuando juntemos tres, montaremos en un robot gigante con el que iremos partiendo todo lo que se ponga en nuestro camino mientras recogemos monedas, pero no todo iba a ser bueno, puesto que nos irán llegando cada vez más misiles hasta que no seamos capaces de defender nuestro robot. Siempre que juguemos con él, nos darán una recompensa y como eso es algo que sólo puede pasar una vez al día, es una buena idea para crear cierta constancia a los jugadores.

Jetpack Joyride SAM

En el juego podemos comprar artilugios a nuestro Barry, la mayoría son objetos estéticos como propulsores o trajes, pero también está la sección de artilugios donde encontraremos muchas cosas (algunas de dudosa utilidad) que utilizar durante nuestra partida. Con estos artilugios podremos saltar más alto, caer más rápido, esquivar con mayor facilidad los misiles, tener un imán para las monedas… Con lo que llevo jugado al final me quedo con el combo de caer rápido y saltar, que te da más movilidad para llegar más lejos.

En otro apartado podremos comprar objetos que se usan dentro del juego como una ventaja, que nos hará avanzar muchos metros nada más empezar la partida, o una explosión final, que cuando nos hayan derribado hará que avancemos unos últimos metros antes de que se acabe la partida (útil para superar un récord o para coger una última ficha que no hemos podido alcanzar).

Jetpack Joyride Alijo

El juego presenta publicidad y micropagos, pero antes de que os asustéis os diré que la publicidad no es para nada invasiva y que los micropagos son completamente prescindibles y consisten en su gran mayoría en packs de monedas. Es más, diría que hacer una compra se carga la gracia del juego que es progresar y conseguir monedas para comprar cosas. Si eso está al alcance de tu dinero real, ¿para qué jugar? ¡Con lo bien que sienta ahorrar para conseguir algo que te gusta!

Jetpack Joyride es un juego sencillo y divertido tanto para aprender como luego ya jugando. La música es pegadiza, los gráficos sencillos y atractivos y el sistema de logros y progresos te incita a seguir jugando. Merece la pena bajarlo y echar una partida. Puede que al principio sea el típico juego que sólo tocas cuando vas en el metro, pero igual te sorprendes estando en casa y abriéndolo para jugar. Si todavía no te has convencido, siempre puedes echarle un vistazo a su jugabilidad en el siguiente vídeo. ¡¡Cuidado con el láser!!

Sobre el autor

Un comentario

  1. Luis Fernández
    30/05/2014

Publicar comentario